La ansiedad por separación es un problema de conducta en el cual el perro muestra signos exagerados de ansiedad cuando no tiene acceso a los miembros de la familia.

Los perros están muy vinculados a las personas, y no resulta sorprendente que puedan tener cierta ansiedad cuando se quedan solos.

La ansiedad por separación es un problema de comportamiento muy habitual que afecta a 1 de cada 7 perros y que supone un sufrimiento muy grande para el propio perro. Puesto que puede desencadenar en conductas destructivas con los bienes de la casa, peligrosas para el propio perro o molestas para las personas de su entorno, en Balmesvet te recomendamos una serie de medidas para resolverlo.

 

¿Cómo se manifiesta la ansiedad por separación?

Los perros que sufren ansiedad por separación a menudo manifiestan llantos, ladridos y conducta destructiva.

Los posibles síntomas son los siguientes:

  • Llantos y lloros excesivos.
  • Conducta destructiva.
  • Eliminación inadecuada: orina y/o defeca en casa.
  • Otros signos: temblores, exceso de salivación, intentan excavar el suelo, dejan de comer, agresividad hacia los propietarios cuando se marchan.

El inicio del problema acostumbra a coincidir con un cambio brusco en los horarios de la familia que provoca que el perro pase más tiempo solo que anteriormente.

 

¿Qué puedes hacer para prevenir la ansiedad por separación?

 

1. Ayudar a tu perro a ser más independiente

Tenemos que conseguir inculcar la independencia de tu perro. No se puede permitir que consiga la atención por exigencia. Siempre que tu perro consigue lo que quiere es más probable que esté ansioso cuando se queda solo y no puede conseguir atención social. Por este motivo en Balmesvet te recomendamos:

  • Premiar las conductas independientes: cuando está sin pedir atención, tranquilo, sin contacto directo.
  • No dar respuesta a las conductas dependientes: pedir con la pata, llorar, mantener contacto directo.

2. Ejercicio

El ejercicio físico es un ansiolítico natural que ayuda a reducir la tensión. En Balmesvet te recomendamos que le proporciones ejercicio suficiente antes de cada vez que se quede solo con la intención que esté agotado durante las ausencias.

Después del ejercicio generalmente es mejor dejarlo que se tranquilice durante unos minutos previos a dejarlo solo.

3. Estimulación

Los perros están menos ansiosos cuando tienen alguna distracción. Tenemos que procurar que el perro tenga juguetes que sean estimulantes como por ejemplo el “Kong”.

kong recomendado en Balmesvet Clínica veterinaria de Barcelona

4. Señales y técnicas de partida

Tu perro ha aprendido a asociar algunas señales con tu marcha de casa.

Típicamente la presencia de estas señales de partida (coger las llaves, ponerse el abrigo y los zapatos…) generará ansiedad alrededor de una ausencia inminente.

Estas señales se tienen que evitar siempre que sea posible durante las partidas reales. Para conseguirlo nos pondremos el abrigo o los zapatos en una habitación diferente al habitual. Se tiene que tener en cuenta que para tu perro la ansiedad que pasará cuando hayas marchado será más grande cuanto más tiempo haga que intuye que marcharás.

También es importante desensibilizar a tu perro de estas señales. Es decir, engañarlo para que deje de asociar ciertos hábitos como coger las llaves con nuestra partida. Por este motivo, es interesante realizar conductas del tipo: recoger una cartera o las llaves, abrir y cerrar la puerta de casa, ponerse el abrigo, pero sin marcharse de casa.

Una vez hemos conseguido desensibilizar a nuestro perro, empezaremos a realizar salidas cortas programadas simuladas. Es decir, marcharemos de casa con la intención de acostumbrar a nuestro perro. La primera salida será bastante corta cómo para que no haya empezado a ladrar (segundos o minutos según el caso). Estas salidas se van haciendo cada vez más largas.

5. Evitar reforzamiento

Cuando llegues a casa tienes que evitar acariciarlo porque le harás entender que te gusta que te reciba con tanta alegría y estará más pendiente y ansioso por tu llegada porque lo asocia con una gran fiesta. Tenemos que ignorarlo hasta que se muestre calmado.

Para más información puedes preguntarnos en la sección de consulta al especialista de Balmesvet Clínica Veterinaria (a continuación)